martes, 24 de julio de 2012

Entre tu y yo


Antes de nada quiero dejar clara mi postura. Esto no es un debate ni una discusión sobre las razones de porque uno debe creer o no en las religiones. Respeto la decision de cada ser en creer lo que desea. Del mismo modo que respeto ese punto, pido lo mismo.  Mi opinión no es mas que una entre miles, pero la mia esta basada desde la experiencia de mi vida. Todo aquel que se sienta ofendido le pido disculpas, pero ya que este es mi blogg y publico las cosas que se me pasan por la cabeza, he creido oportuno crear este post.

                                                                                     Entre tu y yo.
He sido testigo de los estragos que producen las religiones, del engaño que hay detrás de sus dogmas.
Mis ojos se han encontrado con una de las formas mas titánicas y tiránicas que se crean y se adiestran bajo sus normas. Un ser voraz que tan solo tiene una finalidad, la de conquistar y arrebatar el alma de los que son mas débiles, absorbiendo todo su ser, dejando solo un cascaron frió y vació. Reuniéndolos a un rebaño que como hormigas son esclavos de sus propias necesidades.

Dicen como tenéis que vivir y como llevar cada minuto de vuestra vida. Juegan a ser ellos mismos Dios determinando que esta bien y que esta mal, lo que es justo y lo que no.
Hablan de justicia,amor,comprensión y entendimiento. Incluso  algunos hablan de honor. Se atreven a pronunciar de valores que han sido olvidados con el paso del tiempo, sin saber la finalidad  al crear tales actos bajo esos sentimientos. Ellos, que se llenan la boca de bonitas palabras y la mente de falsas esperanzas. Los que idolatran a un dios mortal, sentado con sus atuendos de marfil y en su trono dorado. Con la mirada puesta en el horizonte del mundo, viendo como este se pudre y muere haya donde su dedos llegan. Me han llamado inútil o ciego por no seguir ese camino. Por eso ahora que este ciego pueden ver cuanto ellos ignoran, os pido hermanos míos que digáis que no. Que luchéis por una causa justa, por una verdadera vida de libertad, donde solo nosotros, cada uno de las personas que hay, sea dueña de su propio destino.

Una vida sin el yugo que nos retuerce y nos arrastra a los mas desfavorecidos hacia esas entrañas insaciables llamadas Dios.
Es lamentable ver como un puñado de hombres justos, hombres de fe verdadera han sido engañados, haciéndoles pensar que la verdadera salvación esta en el sacrificio para obtener la recompensa después de la muerte, castigan y mienten, dándoles una vida de sufrimiento y falsas esperanza, jurando que sus actos serán lo que haga que un ser divino sienta pena de nosotros y nos rescate que un fatídico destino.

Pese a que estas personas merecen todos mis respetos desde mi mas profundo corazón, me entristece y me alegra al mismo tiempo, pues veo esperanza en ellos, puedo vislumbrar pasión en sus ojos a la hora de ayudar, tal vez la herramienta no sea la mas adecuada, pero solo es cuestión de tiempo que futuras generaciones se den cuenta de eso.
Que la salvación de cada uno esta dentro de si mismo, que no importa quien este en lo mas alto o el que nos haga caer en las tentaciones. Comprenderán que solo nosotros somos los arquitectos de nuestras acciones y dueños de nuestras vidas, de tener que vivir con esa responsabilidad. Que no podremos esperar a que el mundo nos perdone si antes, no lo hacemos nosotros.

Solo así conseguiremos la autentica liberación del hombre.

Publicar un comentario