martes, 10 de julio de 2012

Fuck

Desesparición, tranquilidad, amor, odio, paz,rabia. Todos tan contradictorios pero tan parecidos entre si. Son como tienen que ser los sentimientos, fugaces, ardientes.
Tan humanos.

Y así es amigo mío, es lo que nos hace ser quienes somos, lo que hace que nos tiremos a un precipicio sin fondo o nos pongamos la armadura mas dura.

Poner riendas a nuestro animal mas desbocado es otra historia. Perder la razón, el tiempo y la capacidad del uso del intelecto, son el pasatiempo favorito de estos estados. 

Culpable de apartar a todo ser querido por una corazonada sin escuchar a los que te rodean. Correr hacia una dirección, destrozándote contra cada muro que encuentres a tu paso. Cayendo y haciendo que te levantes una y otra vez, sin importancia del estado en el que te encuentres. Dejando al azar la posibilidad de tener un fracaso absoluto o una victoria sin precedentes.
Con una burla y difuminada carcajada, nos saluda la Terquedad.

El momento en el que no distingues amigo de enemigo,pulverizando aquello que tu ciega mirada apenas puede vislumbrar.Hieres, acusas, derrumbas y alzas cuanto sea. Destruyéndote por dentro y por fuera. Rápida y letal es la Rabia.

Cuando te hundes en el mas desolador y desértico frió. Siendo paralizado por este, sin ser consciente de cuanto te rodea, no ver el brillo y la preciosidad de los pequeños momentos, no poder reír o disfrutar. Sentir que la comida se convierte en ceniza. La propia mente anclada en otro lugar es ajena al mundo. Ese es el poder de la tristeza.

Una bicéfala bestia sedienta sin control aparente, devorando todo entre sus sanguinolentas fauces. Tragando sin masticar, marchitando los deseos de los demás, con la preocupación de solo poder acallar ese vació que hay en el interior. Como un ladrido atronador retumbando en el pecho, es como se sienten.
Maestros del engaño, desdichados hermanos de la soledad y amantes de la rabia. Reflejos de la misma imagen. Gemelos de las mismas artes, persuaden y manipulan cual titiriteros.
Escondidos tras unas mascaras lamentablemente infames, actúan la Codicia y Avaricia.

Sentir hasta la ultima fibra de tu cuerpo, ser consciente de todo cuanto te rodea. Inspiración para muchos, desaparición para otros.Dueño de la verdad y acreedor de las memorias. Como una titánica palmada silencia la Calma.

Embriagadora sensación que dispara nuestro sentidos, todo toma su forma mas pura, los olores son mas fuertes, lo colores mas intensos. Ninguna meta queda lo suficientemente lejos, la misma mirada dobla la realidad y desafía al tiempo. La tierra que ancla el mundo bajo nuestros pies es arrebatada, una nube que nos va alzando hacia el cielo mas estrellado toma su lugar. Eléctrico y contagioso, fuerte y decidida llega la Felicidad.

Ese es le poder de lo sentimientos, la capacidad de exteriorizarse y hacerse tan físicos a través de ti, siendo tan reales, como una bofetada en la cara. Algo tan magnífico y poderoso como ellos mismos solo saben ser.
Pasan tan desapercibido como la lluvia o el sol. Hasta que el vigor del diluvio nos arrastra o la peor tormenta solar nos carboniza, bajo su imperial mirada. Para luego irse sin mas, como un vago y momentáneo paseo.

Publicar un comentario